» Casa Ponsol Sombrerería Donostia Boinas Elosegui

NADA MAS y NADA MENOS que 171 años. Casa Ponsol es la tienda más antigua de Donostia y "posiblemente del Estado", según cree su propietaria María Pilar García, que regenta, junto a su hijo Iñaki, este negocio del número 4 de la calle Narrika. No es difícil pensar que las cuatro paredes de esta tienda han sido testigos de la evolución que ha vivido la moda donostiarra en el último siglo. Por eso, la familia Leclercq, dueña desde 1838 del negocio, conoce multitud de anécdotas e historias.

La actividad de Casa Ponsol ha cambiado mucho desde que Don Bernardo se asociara con José Leclercq en 1838 con el fin de emprender una sombrerería. "Al principio era una fábrica de impermeables en la que trabajaban diez operarios", explica García, que indica que "el negocio se fue especializando más y más hacia el sector de la sombrerería".

En esta tienda de la Parte Vieja se han vendido millones de sombreros. "Tenemos de todo. Desde estilos ingleses, a gorros de fieltro, panamás, borsalinos, sombreros de lluvia y boinas típicas vascas", apunta la propietaria, que asegura que "personalidades de todas las épocas han comprado en Casa Ponsol".

"Soy muy mala para recordar los nombres, pero por aquí han pasado muchos actores y directores del Festival, empresarios como el de los automóviles Ford, políticos, autoridades y hasta la reina María Cristina, que enviaba a sus criados a comprar", comenta señalando a un diploma en el que se lee que Casa Ponsol fue proveedora de la Casa Real.

No es éste el único reconocimiento que ha recibido el local de Narrika, ya que el Gobierno Vasco le otorgó en 1992 un premio de interiorismo por su decoración. "Mantenemos los muebles y vidrieras originales, fabricados en 1893 en Bruselas", explica.

El negocio ha evolucionado mucho desde sus orígenes. No en vano, los propietarios han variado su género, sobre todo a partir de los años 80. "Aparte de los sombreros, ahora vendemos ropa de hombre y tenemos varias marcas punteras", señala García, que hace hincapié en que su negocio "mantiene la esencia actualizándose a los tiempos".

Los 171 años de trayectoria respaldan a Casa Ponsol en estos tiempos de crisis. "Superamos los cambios de moda en los años 80, cuando nadie utilizaba gorros, y ahora saldremos adelante. La verdad es que hasta ahora no hemos notado los efectos de la crisis. Toco madera", comenta la propietaria.



© 2011 Casa Ponsol » Todos los Derechos Reservados